Juegos de Río: un buen momento para “salir del armario”

Elena Delle Donne, selección olímpica estadounidense de baloncesto, sale del armario

La estrella de la selección estadounidense de básquet, Elena Delle Donne, ha aparecido esta semana en ′Vogue′ junto a su novia Amanda.

Se llama Elena Delle Donne, tiene 26 años y acabamos de verla desfilando con sus compañeras de selección en el legendario estadio de Maracanã. Mide 1,96, juega de ala-pívot en el Chicago Sky y vive en Wilmington, estado de Delaware. Hace unos meses, la jugadora mostraba su apoyo a las deportistas que habían hecho pública su homosexualidad. Esta semana, coincidiendo con la inauguración de los Juegos Olímpicos, ha sido ella la que dado el paso. En un perfil publicado en la revista Vogue, Elena aparece fotografiada con su novia Amanda Clifton, quien también jugó al baloncesto en la Universidad de Illinois State.

Elena Delle Donne, jugadora olimpica de baloncesto, Estados Unidos, sale del armario

Elena delle Donne, con su novia Amanda Clifton. Foto: Instagram

La noticia nos ha llegado sin estridencias. No ha habido confesiones emocionadas ni gestos grandilocuentes, simplemente una pequeña reseña donde, con absoluta naturalidad, nos aportan pinceladas acerca de su vida cotidiana:

 “Elena divide su tiempo entre viajar con su equipo, el Chicago Sky, y su casa familiar en Wilmington, Delaware. Ella y su prometida, Amanda Clifton, poseen apartamentos en Chicago y en Wilmington”, podemos leer en el artículo.

Los Juegos Olímpicos son un potente escaparate hacia el mundo y todo lo que sucede en estas dos semanas tiene una enorme repercusión mediática. Por eso, es de agradecer la declaración de la deportista americana, un gesto normalizador que ha recibido numerosas muestras de apoyo.

La mejor lanzadora de tiros libres

Elena Delle Donne, jugadora olimpica de baloncesto, Estados Unidos, sale del armario

Elena Delle Donne, con el uniforme olimpico estadounidense. Foto: Instagram

Elena Delle Donne es la deportista más conocida en la liga femenina de básquet americano, la WNBA. En la temporada pasada, fue la mejor anotadora, con una media de 23,4 puntos por partido, y lideró la estadística de tiros libres con un 95% de acierto. Su juego ha sido comparado con el de LeBron James y Kevin Durant, pero sus habilidades a menudo quedan en segundo plano. En declaraciones a la prensa, Delle Donne lamenta que se fijen más en su físico que en su talento deportivo.“Deseo que llegue el día en el que la gente quiera hablar de habilidades sobre la cancha y no sobre la apariencia. Me pregunto cuántas veces Tom Brady o JJ Watt (jugadores de fútbol americano) son preguntados por lo guapos que son”.

La ala-pívot también ha tenido que sufrir comentarios machistas por parte de los aficionados y reiteradas preguntas acerca de su orientación sexual.

Síndrome Lyme

En el terreno extradeportivo, Delle Donne fue noticia hace dos años cuando padeció el síndrome Lyme, enfermedad provocada por la picadura de la garrapata de un ciervo que provoca fatiga, temblores, confusión mental y fuertes dolores musculares. Esa misma afección fue la que provocó la retirada del baloncestista vasco Iker Iturbe, que jugó en el Estudiantes y en el Real Madrid. La enfermedad no tiene cura, pero Elene Delle Donne se ha acostumbrado a vivir con ella y lo demostrará estos días en las canchas de Río.

MDL

Foto de portada: Instagram