Anna Torres: congeló sus óvulos para ser madre en un futuro

Anna Tores. Emprendedora. Congeló sus óvulos para ser madre en un futuro.

La maternidad y el éxito profesional son a menudo incompatibles. Mientras que los hombres con hijos no han de renunciar a sus aspiraciones en el ámbito laboral, para la mujer es muy diferente.

 

Para una mujer en activo, ya sea emprendedora, autónoma, asalariada  o con expectativas de crecimiento personal,  formar una familia puede suponer un parón que no todas quieren o pueden permitirse. Toca elegir: la maternidad o la profesión.

Por eso, algunas mujeres optan por retrasar voluntariamente el momento de ser madres y se acogen a técnicas que permiten preservar los óvulos de mejor calidad para utilizarlos más adelante. Se trata de la vitrificación de ovocitos, popularmente conocida como congelación de óvulos.

Congeló sus óvulos para ser madre en un futuro. Vitrificación

Anna Torres. © MUC

Una de esas  mujeres  es Anna Torres, nacida en Terrassa hace 40 años. Estudió podología y durante 15 años ejerció la profesión en un hospital público de Catalunya. Sin embargo, tenía un sueño, quería montar su propia consulta. Y lo consiguió. Con 34 años, en plena crisis económica, se lió la manta a la cabeza y abrió su centro  de podología y posturología. Dos años más tarde decidió congelar sus óvulos.

Quedamos con ella en una cafetería del centro de Sabadell, un sábado a mediodía. Es una mujer elegante y jovial, que aparenta menos edad de la que tiene.

¿Cómo tomaste la decisión de congelar tus óvulos?

Yo tenía la ilusión de montar mi propia consulta y eso significaba mucho tiempo y dedicación. Además, no he dejado de estudiar. Montar mi propio negocio, estudiar  y conciliar una vida con hijos era prácticamente imposible porque la sociedad de hoy en día no te lo permite.

Pero yo quería tener hijos, así que la única opción que tenía era la de congelar mis propios óvulos.  Así empecé a planteármelo, pero tenía que hacerlo cuando los óvulos todavía son fértiles

¿Cómo reaccionó tu entorno al comunicar que pensabas congelar tus óvulos?

Se quedaron muy parados cuando lo decidí. Era algo que desconocían porque no había oído hablar de eso, pero nadie me dijo que no. Igual que cuando monté la consulta, que era el 2009 y nadie abría negocios.  Pero yo cuando una cosa la veo clara lucho por ello. Me puedo equivocar , pero voy a por todas.

¿Cómo recuerdas el proceso?

Fui a una clínica privada a informarme y salí convencida, pensaba que era algo bueno pensando en el futuro. Recuerdo con ilusión el proceso, porque lo decidí yo, nadie me obligó, pero es un palo, el hecho de hormonarme no me gustaba.

El proceso emocionalmente es complicado, porque me tuve que inyectar muchas hormonas, luego me extrajeron los óvulos en quirófano con anestesia total y los congelaron en nitrógeno líquido. Es un golpe al cuerpo, una agresión bestial. Realmente tienes que tener muchas ganas para someterte a un procedimiento así.

Además, económicamente es muy costoso..

Sí, no todo el mundo se lo puede permitir. Sólo en medicación me gasté 1000 €, luego todo el procedimiento de extracción y congelación, que es un dineral. Además. cada año pago 500 € por el mantenimiento. Todo es dinero, pero sé que los óvulos están ahí para cuando los pueda necesitar. A mí me han quedado 9 fértiles.

De todas manera, el hecho de tener los óvulos congelados no garantiza que el embarazo sea un éxito.

Cuando decides dar el paso cogen el óvulo, lo fecundan con el esperma de la pareja o de un donante  y lo luego te lo implantan. Pueden ponerte uno o dos, pero no hay garantía .Lo que sabes es que los óvulos han sido congelados a una edad recomendable, que son fértiles y de buena calidad, pero no significa que después funcione el embarazo, eso  dependerá al final del cuerpo de la mujer. Es igual que un embarazo natural, hay los mismos riesgos.

 

entrevista sobre congelación ovulos, mediante vitrificación para ser madre en un futuro

Anna Torres durante la entrevista. © MUC

 

Tienes 40 años, ¿has pensado que ha llegado el momento de usar los óvulos?

Ahora tengo ganas de ser madre, y por edad ya me toca, además me he buscado a dos ayudantes en la consulta para poder encarar el proceso. Pero de momento no pienso en usar los óvulos porque tengo pareja y  lo estoy intentando de  manera natural. Tener los óvulos congelados me da tranquilidad por si la forma natural no funciona. Conozco a chicas de mi edad con una situación laboral estable que han decidido tener hijos, pero mientras más estresadas están, peor, no se quedan embarazadas. Yo no estoy nada nerviosa en ese sentido. Lo iré intentando y ya veremos  más adelante.

Supongamos que al final no consigues ser madre, ¿qué significaría eso para ti?

Si a los 45 no lo consigo estaré contenta y tranquila porque habré utilizados los medios posibles. No pasa nada si al final no tengo hijos. Yo no he venido al mundo ´solo para ser madre, en mi vida hay muchos componentes que me dan satisfacción. Soy muy feliz con  lo que he hecho, lo que he viajado, lo que he estudiado, la gente que he conocido. No volvería  atrás y tendría un hijo a los 20.

Yo nunca he tenido instinto maternal y creo que para ser una mujer plena no necesitas obligatoriamente ser madre. Cada una debe escoger su camino. Mi pareja comparte y respeta esta forma de pensar y  no me aprieta en este sentido.

 ¿Recomendarías la congelación de óvulos a otras mujeres?

Lo recomiendo si quieres ser madre y continuar con tu vida laboral, por la tranquilidad de saber que tienes unos óvulos fértiles reservados.  Sé que es mucho dinero, pero es un gasto de más. Depende de dónde tienes ti balanza y de tus prioridades.

Pero me indigna que las mujeres tengamos que llegar a este extremo. Me enfado mucho con esta sociedad porque no nos ayudan en nada.  Cuando una persona es autónoma es muy complicado ser madre. Si me pongo enferma tengo que trabajar igual porque los autónomos no tenemos nada. Yo también pago a la Seg. Social, y no tengo los mismos derechos que una mujer asalariada, que si está enferma coge la baja. ¿No tengo los mismos derechos?.

Llegar a realizarte como mujer y ser madre es complicado. ¿Por dónde empezamos, qué cambiamos?. Hemos mejorado, pero todavía falta.

Fecundación de un óvulo, entrevista congelación ovulos mediante vitrificación, para embarazo posterior

Un óvulo en el momento de la fecundación. Foto: Wikipedia

¿ EN QUÉ CONSISTE LA CONGELACIÓN DE OVOCITOS ?

 

Es un mecanismo que permite conservar los  óvulos  para ser utilizados en el futuro. La técnica de la congelación ha evolucionado con los años y actualmente la que más se aplica es la denominada vitrificación de ovocitos.  Este sistema ofrece mayores  garantías en el momento de la descongelaciónn, ya que evita la formación de cristales de hielo en el interior de la célula.

Los pasos son los siguientes:

  1.  Estimulación del ovario con hormonas durante dos semanas
  2.  Aspiración de los ovocitos en quirófano
  3.  Vitrificación y conservación  en nitrógeno líquido a una temperatura de -196º

Al final del procedimiento, la paciente recibe una tarjeta. En algunos centros, el documento lleva una imagen de los óvulos congelados obtenida al microscopio. La técnica  es útil para mujeres que desean posponer su embarazo y para pacientes con cáncer que han de someterse a tratamientos médicos agresivos. Los ovocitos se podrán mantener crioconservados el tiempo que la paciente desee. 

El precio de la vitrificación de ovocitos varía en función del centro, pero suele superar de largo los 3.000 €. En el caso pacientes con cáncer el procedimiento va a cargo de la Seguridad Social.